Dijo que no sabía nada



Este año tomé horas en una escuela en Sierra de los Padres, una localidad del Partido de General Pueyrredón que cuenta con una población estable de unos 4 mil habitantes. El lugar forma parte del sistema montañoso de Tandilia y está compuesto por sierras de unos 150 metros de altura. La vegetación es muy diversa y se pueden apreciar pastizales, monte y bosque. En el espacio conviven un barrio residencial con calles que respetan la topografía y campos productivos ubicados sobre los márgenes; siendo el más destacado en la actualidad por su rentabilidad, el cultivo de frutillas. Hay varias agro-empresas operando en la zona y todas contratan mano de obra boliviana y han recibido diversas denuncias por parte de organizaciones sociales y ambientales que señalan, no sólo situaciones de semi-esclavitud en relación a la mano de obra, sino que han advertido sobre el uso de agroquímicos como parte del paquete tecnológico de producción.


Esta semana me citaron para evaluar a una estudiante que debía una materia que la habilitaría, en caso de aprobarla, a pasar de año. El director me anticipó que el nivel académico no era bueno pero que era una alumna que se esforzaba mucho para estar en la escuela.


Como no fue estudiante mía decidí preguntarle a ella los temas que habían visto en geografía el año anterior; pero no se acordaba ninguno. Con piel morena y voz muy bajita, me dijo que no había podido estudiar porque no tenía libro ni carpeta. Entonces le dije que yo tenía toda la voluntad de aprobarla pero que era fundamental que escribiera algo que justificara la nota.


A pesar de mi insistencia no supo decir nada en relación a los contenidos de la planificación anual y entonces le pregunté:

¿De las frutillas sabés algo?
Abrió los ojos enormes.
Si, me dijo.

Entonces sobre la hoja de carpeta que ella misma me dio escribí:


Evaluación de Geografía

Fecha: 07/04/16
Año: 2º

Estudiante: G.C

1) Describir una actividad económica



y ella preguntó:



¿Puedo escribir también sobre Bolivia? Porque yo soy Boliviana.


Si claro, le dije. Entonces agregué:



2) Mencionar los aspectos más importantes del algún país latinoamericano.



A las dos horas me entregó 3 hojas escritas de ambos lados con letra clara y prolija.


Hacia tiempo que no corregía una evaluación con tanto entusiasmo. Todo el relato de esta nena de 14 años aportó sin duda, a mi formación como geógrafa y como docente. Comparto el desarrollo de la evaluación porque creo que no pueden quedar estos contenidos sólo en mí.
Corregí las faltas de ortografía y agregué algunos signos de puntuación para facilitar la lectura.



1)

En la frutilla trabajan aproximadamente 200 personas que cosechan la fruta, limpian el campo, sacan las hojas, sacan la maleza, tienen que carpir. Ahora pagan más que antes aún mejor, pagan todo lo que hacen si carpean, limpian la cunita, etc. Algunos niños trabajan ahí aproximadamente de la edad de 13 años para arriba y algunas embarazadas también pero no hacen tanto esfuerzo o si no, no trabajan. Eso depende de ellas. A veces lo hacen para ayudar a sus maridos. Algunos de ahí, bueno casi todos, son juntados. 

Casi todos los bolivianos trabajan en el campo y siempre llegan cansados y que no le toman importancia a los hijos que nunca le preguntan nada qué cómo estás o algún problema en la escuela. 

Las frutilla se cosecha en cunitas en un carrito y un balde. El balde es para descartable y la cunita es para armar caja. Eso se llama embalada. A mí me gusta embalar y armar cajas y claro a la frutilla se le pone esa cosa rara en las plantas. Las riegan con un tubo que está debajo del plástico. Lo ponen los tractores. 

Las cajas con frutilla y las cunitas con frutilla descartable se lo lleva un tractor que viene a las 12:15 o cerca aproximadamente y a la tarde también. 

Los bolivianos pueden soportar más el campo que los argentinos porque los bolivianos tienen el trabajo más pesado y los argentinos están en las oficinas o será porque ellos si pudieron estudiar? Yo pregunto en mi casa porque no estudian porque no hay tiempo es la misma respuesta que me dan todos los días. 

Ya que la frutilla es una empresa a nosotros nos dan techo, agua potable, luz menos gas. Pero claro a veces nos quitan un poco de plata para ayudar en las pagas. Para que los padres se vayan tranquilos a trabajar hay una guardería que los cuidan. Ahí les dan desayuno, comida y merienda y hay reuniones para levantar la basura. Porque además de levantar la basura de su casa, tienen que levantar la basura del patio o del suelo del baño y sino están presentes, tienen que pagar 5 pesos por cada día que falten.

También hay donaciones que mandan o traen en camiones y se le dejan a una señora que se llama Graciela y parece que ella se queda con las ropas de las cosas bonitas que llegan y lo descartable lo dejan en una carretilla para que la gente lo use. 

2)

Bolivia me encanta porque la primera vez que fui me encantó. Cuando es de noche todas las luces se encienden de todos colores y yo escucho tambores y cosas así como una banda porque mi casa está en una montaña. Me acuerdo cuando fui a la cancha. La cancha es una cosa que llega casi a la terminal. Hay tiendas de comida, ropa, bebidas y cosas de mercadería. A mí me gustó donde venden caña de azúcar.

En Bolivia hay montañas chicas y en la escuela les dan uniformes. Sabía que en el jardín de niños estudian las lineas, los cuadrados, triángulos y números? 

La gente del campo vive en casas de barro y paja y lo único que comen es chuño y mate y cuando es cumpleaños de alguien de la familia comen seco que significa arroz con papa y ensalada y carne seca y queso de vaca y de desayuno arroz con leche y buñuelo. Todo eso lo cocinan en una clase de horno a la parrilla y yo me sé el nombre pero no sé cómo se escribe. 

La gente, más bien las mujeres, tienen que ir con ropa lavada desde su casa hasta que llegan a un río caminando y la ropa la llevan en un aguayo en la espalda. Más o menos lo que tienen que caminar es desde aquí hasta Sulema para enjuagar la ropa. 

Alguna vez comió tostado? Se hace con habas. Las hacés secar al sol hasta que estén más secas. Después tenés que poner en una olla sal y después poner las habas secas y tostarlas hasta que revienten. Mi abuela las hacía. Sabe que mi abuela tiene ochentaialgo y fue al doctor y le dijo que estaba muy fuerte ella? Vive en el campo y solamente dos veces la vi. 



La aprobé. La abracé cuando se fue. Le pedí permiso para compartir su texto en internet y le dije que escribiera todo lo que pudiera porque escribir hace bien y porque siempre hay cosas importantes para contar. Con un 4 (cuatro) pasó de año y por eso no estará en mi aula durante este ciclo lectivo, pero espero cruzármela en los pasillos o en el patio y preguntarle:

¿Cómo fue tu día de ayer? ¿Lo querés contar en un papel?




760 comentarios:

  1. Bello, bello, bello. Gracias Lucía por abrirnos esto, y con eso, un poco más de mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta sabiduría en esa adolescente y estaba convencida (o deberíamos decir "fue convencida"?) de que no sabía nada. Gracias Lucía!

      Eliminar
  2. Los niños aprenden de la manera que pueden y no de la que quiere el maestro..... Felicitaciones a la profesora.....!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clase de docentes que necesitan las escuelas... las que permiten a los niños revelar su sabiduría. Bendiciones para ambas.

      Eliminar
  3. Toda una redefinición de lo que es el saber y el conocimiento. Muy hermoso.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Felicitaciones! a vos y a la alumna

      Eliminar
    2. Gracias por compartir este hermoso relato! Cuando la escuela recupera, escucha, presta atenciòn es ese lugar que todos amamos. Profe, no te olvides de esta experiencia y seguì oyendo a tus alumnos!

      Eliminar
    3. Lucia hermosa historia, que bueno que a podes compartir con todos. Tuve alumnas/os bolivianos y me causaron la misma impresión, calladitos , tímidos pero cuando le das la oportunidad y le mostras confianza y respeto te asombran.

      Ejemplo de como debemos ser en la docencia.

      ¡¡Abrazo grande!!

      Eliminar
  5. Grosa! Escucharnos, encontrarnos, con sólo eso cuanto mejoraríamos en las escuelas! Y supongo que vas a laburar estos relatos y estas situaciones con todas las CG que tendrás este año!

    ResponderEliminar
  6. conmovedor... una joven sabia...gracias a vos por oirla y verla con esa sensibilidad

    ResponderEliminar
  7. que bueno lucía. Puedo Compartirlo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. Todo lo que escribo es Copyleft

      Eliminar
    2. la niña encantadora,honesta,simple,respetuosa..transparente..pero vos un ejemplo para muchisimos docentes..felicitaciones,realmente una maravilla..gracias por permitirnos leér!!!

      Eliminar
    3. La verdad que me hiciste caer lágrimas, soy de Salta pero conozco muy bien a la gente boliviana y deberíamos aprender mucho de ellos. Y vos no que decir, sos in ejemplo de maestra. Ojalá muchos docentes fueran un poquito como vos.

      Eliminar
  8. reconforta el alma tu relato, lucía...un docente que ama lo que hace y un alumno inquieto hacen milagros juntos!!! besooo

    ResponderEliminar
  9. Gracias Lucía. te pido permiso para compartirlo. Vivo en Jujuy, Volví después de 42 años. me entrené en la Capital. todas elecciones familiares. y ahora volví para ejercer esto, lo que soy. www.titiriteria.com.ar

    ResponderEliminar
  10. Excelente relato y excelente docente que supo llegar a su alumna!!!!!...FELICITACIONES!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Me hiciste emocionar muchisimo, gracias por compartir este relato, ese saber es el mas preciado, que suerte que existan docentes como vos, un beso.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por los dulces comentarios y mensajes que me están llegando por todos lados.
    Me emociona realmente. Encontrarme con situaciones así es lo que me reconforta con la dura tarea de ser docente en estos días. La verdad es que el contenido movilizador es de ella. Yo sólo generé la posibilidad de que pueda expresarse con libertad. Voy a imprimir el texto completo con algunos de sus comentarios para dárselo a G.C. Lo mejor que podemos hacer es construir puentes. Estemos donde estemos nos podemos ayudar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La escuela construye puentes, nada más y nada menos

      Eliminar
    2. Muy humano lo tuyo, realmente somos nosotros los docentes los que tenemos que aprender. Lástima que haya tanta diferenciación social y discriminación

      Eliminar
    3. Hola disculpame, necesitan ropa zapatillas y frazadas ? Tengo todo eso y quiero darselo a gente q necesiten

      Eliminar
    4. Gracias, Lucía.
      Más "orejas verdes" como la tuya hacen falta. No sé si la niña será geógrafa o escritora, ni siquiera si podrá seguir estudiando pero la ventana que le abriste fue una caricia a su autoestima, eso es indeleble y el mejor punto de enlace entre lo que ella conoce y lo que aún no conoce. Respetar sus saberes la habilita para introducirse en otros. Te mando un gran abrazo y otro para G. C.

      Eliminar
  13. Hermoso Lucía! Desde la posibilidad para esa niña hasta las nuevas formas de evaluar que se deben replantear todo el tiempo creo. Beso enorme.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Lucía por permitir tamaña emoción. A veces uno cree que para ayudar se necesita de mucho. Estan simple...Hoy aprendí algo nuevo.

    ResponderEliminar
  15. gracias Lucia por compartirlo,por poder darle valor al saber popular,por valorarla y por motivar a que use la escritura como una manera de proyectarse,por construir puentes como decis y compartirlo.Gracias!

    ResponderEliminar
  16. Hola, Lucía!
    Hace poco me enteré que tenes un programa de tv y ahora veo que también tenes blog, al cual ingresé por esta hermosa historia. Un claro ejemplo de educacion popular. Nunca olvidaré el día que me enseñaste la experiencia de Freire con los pescadores. Siempre se la cuento a mis alumnos.
    Más allá de que no nos veamos, tené presente que la gentejercés que se quiere, de un modo un otro, simpresoras se halla.
    Un abrazo, Lucía!
    Dieguish.

    ResponderEliminar
  17. Qué hermoso ver esta experiencia Lucía, muchas gracias por compartirla. Te mando un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  18. Hermoso Lucía!!! Realmente es gratificante ver el poder transformador del docente y sobre todo el de los chicos cuando se le da la oportunidad. Gracias por compartir, te mando un beso grande!

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. hermoso lucía...una experiencia viva de educación popular...qué bueno para nosotrxs y para la niña que la hayas compartido! un abrazo, liliana...

    ResponderEliminar
  21. hermoso lucía...una experiencia viva de educación popular...qué bueno para nosotrxs y para la niña que la hayas compartido! un abrazo, liliana...

    ResponderEliminar
  22. Que lindo que te animes a escuchar el saber/hacer del otro...mas alla de toda curricula..te felicito y te mando un abrazo.
    Magui

    ResponderEliminar
  23. ¡¡¡He llorado de emoción con esta nota porque desde el rol de madre cuyos hijos tenían como compañeros y amigos en los grados de la primaria a chicos en la situación de esta nena me tocó ver grandes discriminaciones e injusticias!!! . . . Mucho ha cambiado en las sensibilidades y en la concientización de mucha gente, aunque no toda, desde los tiempos de mis hijos a la actualidad, pero la tarea de inclusión está abierta y necesita de todas y todos!!!!!!

    ResponderEliminar
  24. Docentes así queremos los docentes, más docentes como vos y más estudiantes que nos emocionen hasta las lágrimas. Seguí escribiendo vos también.

    ResponderEliminar
  25. Este es el camino. Un abrazo humano muy humano para ustedes. Nudos en la garganta se desatan con amor.

    ResponderEliminar
  26. Hola Lucía, si bien no se trata de una "noticia" creo que sería muy valioso publicar este post en la Agencia de Noticias Pressenza (pressenza.com) ya que puede servir a abrir la reflexión y la comprensión de otras realidades. Si te parece, dame el ok y le damos para adelante. Muchas gracias por compartir esto tan hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano. Soy Martín, el hermano de Lucía. Ella me dijo que te diera el OK porque ella está dando clases hasta tarde hoy y no tiene acceso al blog. Me dijo que te pasara su teléfono pero no lo quiero hacer acá públicamente. Si querés escribime un mail a mgorricho@gmail.com y los pongo en contacto. Saludos,

      Eliminar
  27. Lucía querida, hermoso el relato de ella y hermoso el marco que le diste vos.
    Conmovedor, verdadero, genuino. Qué se yo.
    Te admiro, sos una gran educadora, porque hacés lo que pocxs pueden (o quieren): posibilitás.

    Desde Mar Azul, te abrazo con la misma alegría que cada vez que la vida nos cruza.
    Daniela

    ResponderEliminar
  28. Hermoso, conmovedor. Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  29. Ayyy Lucía!!! Me emociona realmente y estoy más que gratificada que una docente como vos aporte su "magia" a una comunidad que quiero tanto y sobre todo que pueda visibilizar experiencias como éstas y seguir creciendo con ellas!!!! Te quiero!! Fernanda

    ResponderEliminar
  30. Qué bello esto Lucía. Qué bello lo contás

    ResponderEliminar
  31. Gracias! Un regalo en medio de tanto desierto de contenidos....

    ResponderEliminar
  32. Es hermoso saber enseñar con el corazón...que lindo sería adaptar la enseñanza a la realidad de cada lugar..y no que detrás de un escritorio digiten que es lo que debe aprender cada alumno...te felicito Lucía. ..no sólo lograste que esta nena pasara. ..creo que lograste algo mejor...escucharla..contenerla y lograr que sintiera lo valiosa que es y lo importante que es su labor..un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  33. Es hermoso saber enseñar con el corazón...que lindo sería adaptar la enseñanza a la realidad de cada lugar..y no que detrás de un escritorio digiten que es lo que debe aprender cada alumno...te felicito Lucía. ..no sólo lograste que esta nena pasara. ..creo que lograste algo mejor...escucharla..contenerla y lograr que sintiera lo valiosa que es y lo importante que es su labor..un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  34. Permítame diseltir...dos comentarios como Docente:
    1) Conozco dicha Escuela a la perfección. Mi madre fue fundadora de la Agropecuaria Nicolas Repetto que durante mucho tiempo funcionó allí. El perfil social de la zona es efectivamente de personas de bajos recursos pero por lo general muy educados y provenientes de Bolivia o de Perú. No es ninguna sorpresa que esas personas conocen de memoria las actividades comerciales y laborales familiares (ya que todos trabajan desde muy chicos).
    2)Los docentes estamos para aprender de los alumnos pero al mismo tiempo evaluar el progreso en función de lo que se aprende año a año y no de lo que ya se sabe. El beneficio hubiera sido asegurarle la enseñanza de lo que le falta (que es obvio que le falta) y no premiar un supuesto conocimiento generado con base a diseñar la evaluación a lo que el alumno sabe per sé, sin estudio. Desde ya creo que Ud. aprendió más de frutillas y de Bolivia que la alumna de lo que debería saber. Y los docentes estamos para mejorar gente y no para adularla con falsas calificaciones de niveles que no tienen. A mi criterio, cuando esta niña salga a la vida laboral, las lagunas (y no de Los Padres) van a ser varias y severas. El verdadero beneficio es saber y no aprobar. Perdón pero es mi opinión sin ánimo de ofender a nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te das cuenta que de todos los docentes que la felicitan, sos el unico en tus 2 comentarios que centra su análisis de esta nota/blog en el punto pedagógico y no en el Humano!
      Te falta mas calle y menos libros
      Gabriel Profe Ed. Fisica

      Eliminar
    2. Te das cuenta que de todos los docentes que la felicitan, sos el unico en tus 2 comentarios que centra su análisis de esta nota/blog en el punto pedagógico y no en el Humano!
      Te falta mas calle y menos libros
      Gabriel Profe Ed. Fisica

      Eliminar
    3. Colega desde Chile permítame felicitarlo, colegas como Ud son los llegan al Ministerio de Educación y colegas como Lucía son los que educamos, en la sala de clases.
      Una vez alumna me dijo Profesor con Ud aprendí la diferencia entre profesor y maestro, siga así y luego lo llamaran de la Casa Rosada.

      Eliminar
    4. En el contexto social en el que esta niña se va a desarrollar y en su futuro como mujer, le va a haber servido muchísimo más esta experiencia y que se valore sus propios conocimientos que saber el nombre de todos los ríos de la Mesopotamia. La escuela no sólo educa siguiendo contenidos ministeriales. No se premia no saber los contenidos de Geografía, se premia el esfuerzo que hace por su educación

      Eliminar
    5. De todas formas creo que la intervención de Lucía es profundamente pedagogica y por eso humana.

      Eliminar
    6. De todas formas creo que la intervención de Lucía es profundamente pedagogica y por eso humana.

      Eliminar
    7. La interevencion de Lucía es profundamente pedagógica y por eso, humana.

      Eliminar
    8. En un todo de acuerdo. Esta joven necesita otro tipo de apoyo. Aprobar Geografía con ese exámen, es discriminarla. Esa niña, por lo visto, a tenido la oportunidad de viajar a Bolivia (país en mejor situación que el nuestro) y pertenece a una familia de trabajadores que a optado por vivir en este suelo que los recibe sin requerimientos, que les brinda educación y salud gratuitas. Ahora, si un argentino o boliviano no adquirieron los conocimientos de la currícula NO PUEDEN SER APROBADOS.

      Eliminar
    9. En todo de acuerdo con UD. Lamentablemente la decadencia y la demagogia han transformado a este país para siempre. Algo que realmente no tiene solución. Y en los comentarios apoyando esta conducta docente equivocada, vemos plasmado lo bajo que hemos caído.

      Eliminar
    10. Sr. Tender, espero no ofenderlo, pero me parece que en este caso no tiene ningún sentido enarbolar el viejo y falacioso argumento de la salida laboral, porque si algo conoce esta chica es la realidad del trabajo. Nadie puede saber qué futuro le espera, ni a ella ni a ningún otro alumno, aprobado o no, pero sin duda lo que la docente hizo fue permitirle seguir estudiando sin el estigma de haber repetido. Y lo hará con un fuerte impulso a su autoestima, un aspecto central en cualquier aprendizaje que nuestro paupérrimo sistema educativo se da el lujo de no tener en cuenta.
      A quienes ven demagogia y decadencia en este tipo de conductas docentes, podrían echar un vistazo al sistema finlandés, considerado el mejor del mundo, que "deja" que los alumnos "pasen" varios años en la escuela sin tomarles ni una sola evaluación.
      Y al primer Unknown, que tiene el tupé de escribir con mayúsculas: le sugiero que antes de dar lecciones a los demás, se fije en su propio escrito: examen va sin acento y el verbo haber va con hache.
      Lo último, que es lo primero: emocionante el relato de Lucía, felicitaciones a la docente y a la alumna: ambas nos brindaron una gran lección de vida.

      Eliminar
    11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  35. La tarea del docente es implementar los métodos y mecanismos para que el alumno APRENDA. Lo demás es asistencia social, está perfecta humanamente hablando, pero es otra cosa distinta a la docencia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un mecanismo maravilloso: habilitar la palabra y el conocimiento de la propia comunidad permiten seguir aprendiendo.

      Eliminar
    2. Este es un mecanismo maravilloso: habilitar la palabra y el conocimiento de la propia comunidad permiten seguir aprendiendo.

      Eliminar
    3. Totalmente de acuerdo. No entiendo como hacen pasar de grado a una chica con un gran déficit de conocimientos. La contención es bienvenida pero nunca es bueno nivelar hacia abajo. Otro legado del progresismo..

      Eliminar
    4. pobre docentes del cuentito, del piripipi que les vendieron, frustrados... todo lo que necesitan estos profesores maquinitas, insensibles, ignorantes a la vida, es AMOR, seguro lo tienen en los ojos de un niña todos los días pero no lo pueden ver... a quien carajo le importa lo métodos, esa fue la tarea de los militares, torturar porque ese era el mecanismo... dejen la docencia, no sirven.

      Eliminar
    5. Esta docente no hace docencia. Hace demagogia y populismo. Su trabajo es enseñar y no pasear su ideología por las aulas. La próxima vez sería bueno que en la Facultad de Medicina aprueben un examen a un hijo de un carpintero, porque vio a su papá serruchando. Pero vuelvo a lo mismo, no hago mas que confirmar lo bajo que hemos caído.

      Eliminar
  36. Hola Lucia, te pido autorización para reproducir la historia en la web del diario La CApital. Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  37. GRACIAS POR COMPARTIR VIVIENCIAS Y NO PASARLAS POR ALTO.

    ResponderEliminar
  38. Hola Lu, cómo estás, tanto tiempo? En una de esas "causalidades" encontré tu post y me emocionó mucho. Hace poco más de un mes que estoy viviendo en Sierra de los Padres, y lo que esta nena escribe evidencia el terrible contraste entre "los de adentro" (como escuché decir a un vecino) y la gente que trabaja en las quintas. Qué lindo sería que la escuela sirviera para derribar esas barreras absurdas... Este examen acerca ese día. Un beso! y cuando puedas venite a tomar unos mates a mi casa

    ResponderEliminar
  39. Que importante fue habilitarle la palabra a esa joven,y vos le diste ese espacio, es muy valioso que el alumno reconozca todo lo que sabe y todo lo que aprende a diario dentro y fuera de las instituciones escolares. Si ignoramos sus saberes va a ser extremadamente dificil que lo que les enseñemos sea significativo para ellos. Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  40. Siempre detectando los detalles , eso es pedagogía de igualdad !!! . gracias lu

    ResponderEliminar
  41. Hola Lu, Fortaleciste su capacidad de asombro , su capacidad creativa y la auto reflexión sobre su entorno. Te felicito.
    Fuerte abrazo!
    “Enseñar exige respeto por el saber de los educandos” (Paulo Freire)

    ResponderEliminar
  42. Me identifico con lo narrado en el examen. Yo creci en la quinta. Fui a la escuela y trabaje al mismo tiempo. En la secundaria me costo un poco. Pero termine. Usted es una gran docente. Ve lo que muchos docentes no se preocupan por ver.

    ResponderEliminar
  43. Muy conmovedor! muy tierna tu alumna! da ganas de darle un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  44. Hermoso relato, Lucía. :) gracias por hacerlo llegar hasta nosotros.

    ResponderEliminar
  45. Lucía supiste buscar donde otros no ven sino desierto
    un abrazo

    ResponderEliminar
  46. Un texto que emociona, tiene colores y sabores. Y espero que sea un estímulo para que pueda contar muchas historias más

    ResponderEliminar
  47. Que bueno es saber que existen docentes como vos
    GRACIAS por compartir.

    ResponderEliminar
  48. lucia,tenes una sensibilidad asombrosa ,igual la niña que nos hizo conocer un poquito de su añorado pais.Se nota que sos docente de alma la has aprobadocon lo minimo pero por suerte paso.De todos modos ,y perdona mi sugerencia,tal vez podrias sugerirle o conseguirle algun libro donde esten los contenidos que vos le pedias y que lo aprendiece,nunca van a estar demas..Lo tuyo es para imitar

    ResponderEliminar
  49. Gracias Lucía, tal vez mañana escriba la historia de la profe que le insistió para que siga contando.

    ResponderEliminar
  50. sin poder parar d llorar d la emoción, lo único q puedo decirte es GRACIAS!! esa es la sensibilidad q necesitamos en docencia, gracias y a seguir!!!!!

    ResponderEliminar
  51. Gracias por compartirlo. Son momentos clave en la vida de un docente.

    ResponderEliminar
  52. Hermosa y conmovedora historia Lucía. Qué bueno saber que sos este tipo de docente!

    ResponderEliminar
  53. gracias, fuiste un angel para esa niña. se ilumino, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  54. No puedo pasar este articulo sin comentar y felicitarte con tu actitud, en verdad un ejemplo a seguir porque no decidiste aprobarla sin que ella brindara alguna informacion acerca de la materia y tampoco hiciste caso a su afirmacion de que "ella no sabia nada" e indagaste descubriendo una informacion valiosa, ademas de eso reforzando el hecho de que todo conocimiento sirve y que "el no saber nada" realmente no existe.
    En verdad me emociona que no te hayas cruzado de brazos como hacen muchos docentes, me emociona saber que esta niña pudo pasar de año sin tener que pensar que fue aprobada por lastima, si no porque tiene el conocimiento y la capacidad.

    Gracias por la pasion y el amor que pones en tu carrera, que es el que todo el mundo deberia poner en la suya. Saludos!

    ResponderEliminar
  55. qué hermoso leer todo este regalo, qué belleza ella y qué belleza vos, maestra maravillosa. Te quiero.

    ResponderEliminar

  56. qué hermoso leer todo este regalo, qué belleza ella y qué belleza vos, maestra maravillosa. Te quiero.

    ResponderEliminar
  57. La primera vez que leí sobre megamineria y agrotóxicos fue en la secundaria y con vos entre el pizarron y nosotros, los estudiantes. Gracias!!

    ResponderEliminar
  58. Gracias Lucia por compartir tu experiencia y hacernos ver que con sencillas palabras como las de esta niña se desnuda un submundo que aunque lo sabemos nos hacemos los distraidos.Gracias nuevamente y que esto sirva de ejemplo para los que todo lo tienen y no lo aprovechan.

    ResponderEliminar
  59. Gracias!!! me llego por face de una amiga , me emocioné. Debe ser porque mi hijo que tiene mas que una carpeta y libros pasó por lo mismo , larga historia..... sufrimos. No es lo mismo pero que bueno como lo resolvieron juntas. No se que decirte mas que BIEN!!!!!!

    ResponderEliminar
  60. DOCENTES COMO VOS HACEN LA DIFERENCIA PARA UN NIÑO!!!!!

    ResponderEliminar
  61. Lucia:
    Bellísimo! Pensaba cómo felicitarte, y me gusto encontrar la palabra entre los comentarios... Que gran Facilitadora!
    No se cuan pedagógica/docente se es con dicho enfoque, pero tal vez G.C. comience a vivir una nueva vida en el ejemplo de quien potenció sus mejores virtudes.
    Y ESA es la mejor enseñanza :)

    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  62. Soy boliviana, ambas me han hecho llorar de emoción Gracias por recordarme palabras como carpir, chuño et

    ResponderEliminar
  63. Soy boliviana, ambas me han hecho llorar de emoción Gracias por recordarme palabras como carpir, chuño et

    ResponderEliminar
  64. Lucía, simplemente quiero felicitarte, una maravilla, una gotita de agua en un desierto de indiferencia.
    Felicitaciones, seguí ayudando a brillar a los alumnos!

    ResponderEliminar
  65. Qué bueno que existan docentes como vos! Qué lindo haberme cruzado con esta historia.

    ResponderEliminar
  66. Lucia:
    La verdad, de todo corazón, estas cosas me conmueven hasta el llanto ya que no se ve todos los días una expresión de amor y pasión tanto desde el docente como el estudiante.
    Siendo breve, fue un placer y un honor haber compartido mañanas como tu estudiante, el cual, pese a mis falencias supiste ayudarme y el día de hoy tengo el gusto de decir que soy quien soy no solo por mis tíos, si no por esa hermosa familia que tanta contención y alegría me dio en el Amuyen.
    Muchas gracias por todo y por esto.
    Atentamente, Matias Severino.

    ResponderEliminar
  67. Lucía
    Tu blog saltó hoy la cordillera hasta Chile, sé del esfuerzo que hacen los docentes de tu país, comparto a traves de estas redes hace años,con maestr@s de enseñanza pública, la primera vez que fuí a tu país visité la carpa blanca para solidarizar con mis colegas, un abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar
  68. Gracias!! A las 2. La historia de las 2 es muy fuerte y muy linda.

    ResponderEliminar
  69. Gracias!! A las 2. La historia de las 2 es muy fuerte y muy linda.

    ResponderEliminar
  70. Hermosas las dos! Qué bueno que existan docentes como vos. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  71. Qué emocionante. Estoy segura de lo que esto generó. Una voz escuchada y respetada, un conocimiento que es reconocido y valorado va a habilitar que esa niña sepa que puede. Felicitaciones Lucia!! Con docentes como vos hacemos un mundo mejor.

    ResponderEliminar
  72. Qué emocionante. Estoy segura de lo que esto generó. Una voz escuchada y respetada, un conocimiento que es reconocido y valorado va a habilitar que esa niña sepa que puede. Felicitaciones Lucia!! Con docentes como vos hacemos un mundo mejor.

    ResponderEliminar
  73. Pufff! Creeme que lloré. Gracias Lucía por compartir esto. Ojalá esta alumna pueda estudiar todo lo que quiera. Soy docente de Historia. Tu relato me inspira. Abrazo.

    ResponderEliminar
  74. Felicitaciones! Honras la profesión ... Me lloré todo

    ResponderEliminar
  75. Lucia muy hermoso lo que escribió tu alumna... pero también como vos abriste tu cabeza y tu corazón apra que esa situación pudiera suceder. A veces estamos tan cuadrados que no entendemos de que viene el mundo. Se me pianto un lagrimon. Ojala el mundo se llene de docentes como vos. un abrazo

    ResponderEliminar
  76. Excelente aporte a la educación de los que estamos afuera de tu aula. Con este post aprendí mucho más que lo que me aportaron muchos otros maestros cuadrados del librito de la educación formal.

    ResponderEliminar
  77. Lucía, muchas gracias por tu sensibilidad, por esa mirada creyente y tierna con la que mirás a tus alumnos.
    Contado esta hermosa historia nos abrís camino para que nos atrevamos a cambiar los ambientes a partir de los pequeños detalles cotidianos.
    Dejate dar las gracias y sentite recompensada, porque es muy valiosa tu tarea.
    Un fuerte abrazo,
    Juanjo

    ResponderEliminar
  78. Esta historia deja una gran enseñanza. Y es esa niña las que nos está enseñando. Felicito a la docente. Es una historia conmovedora y esa niña está contando mucho más que lo que la docente podría esperar. Es triste , claro, y tenemos que aprender todavia muchas cosas los Argentinos en particular y todos los seres humanos en general. Esa niña se merece una y más oportunidades. Ojalá, ojalá que tenga gente a su alrededor que la pueda apuntalar y darle todo lo que necesita para progresar y ser feliz y digna. Esta nota es un oasis entre tanta porquería que se publica y que tán ávidamente comentan los usuarios. Yo entendí el mensaje, pero leyendo los comentarios, me doy cuenta tristemente que hay un montón de gente que no entiende nada de nada. Esta piba es mucho mejor que cualquier nena engreída de Papá y Mamá con celular y acceso a todo. Gracias Sra. Docente Lucía Gorricho.

    ResponderEliminar
  79. Muchas gracias por compartirlo, inspirador.

    ResponderEliminar
  80. Muy emocionante. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  81. Leo con inevitable emoción su relato y me permito decirle, estimada profesora, que si bien la empiria es un recurso magnífico de aprendizaje, hacer una apología de ello no me parece correcto. De seguir con su línea, deberíamos quemar todos los libros de texto y basar la evaluación del conocimiento en la mera experiencia de campo, lo cual es profundamente simplista y sesgado, ya que queda limitado a las circunstancias singulares del sujeto -en este caso el educando-, renegando del saber colectivo y sistematizado volcado en los libros. Además, su método individualiza el criterio evaluatorio, excluyendo por sus consecuencias aparentemente satisfactorias la obligación social del alumno de esforzarse a la par de sus compañeros y según lo ha indicado el maestro. Un criterio como el suyo propende al aprendizaje autodidacta, con todo el riesgo de equivocación que ello conlleva.
    Como director de Ediciones y Publicaciones del Centro Artístico Patricia Stokoe, única mujer argentina en la historia creadora "per se" de una disciplina artístico-pedagógica conocida como Expresión Corporal, no reniego de la dialéctica mente-cuerpo para el aprendizaje y superación de límites, pero tanto Patricia como su hija Déborah -y actual esposa de quien suscribe- han escrito libros que, sintetizando su experiencia docente, son bibliogrsafía medular de la materia desde el jardín de infantes a la universidad (UNA).
    Saludos cordiales,
    Adrián Klas - CAPS - C.A.B.A.

    ResponderEliminar
  82. Interesante actitud. Demuestra un compromiso profundo con la tarea de educar. Primero el título me indujo a pensar en un docente poco dedicado. Resultó todo lo contrario. Felicitaciones. Dios te bendiga y reafirme tus convicciones para cambiar el sistema educativo, que está tan deteriorado.

    ResponderEliminar
  83. Lucía y a muchos de los que escribieron en el blog:
    Nunca me metí en un blog para contestar, y creo que esta vez lo amerita.
    Sin dudas es muy emocionante lo que te sucedió con esta estudiante.
    Pero me pregunto si le sirve de algo. A vos sí, a muchos de nosotros también porque nos emocionamos, pero a ella?
    También me pregunto cuál es el objetivo de la educación.
    Sin dudas evitaste una frustración en la niña porque pasó de grado.
    Si entendemos por educación preparar a alguien para que pueda desenvolverse en un mundo injusto, desigual, en muchos casos salvaje, me parece que mucho no la ayudamos.
    Si entendemos por educación preparar a un miembro de una Sociedad para que se sume a ella como persona, pero también para que le aporte algo, tal vez lo primero sí desde lo emotivo, pero lo segundo queda en duda.
    Podremos discutir sobre los contenidos. Si sirven o no. Pero el mensaje de que pasas la prueba, aunque no sepas el contenido, es al menos confuso.
    Soy docente universitario, y si tratara a mis alumnos de la forma que trataste a esta niña, no sólo estaría engañando al alumno, sino fundamentalmente a la Sociedad que espera que ese futuro profesional pueda desempeñar su trabajo con un mínimo de garantía de calidad y no haga desastres.
    Lo mismo sucede con cualquier miembro de la Sociedad, independientemente del nivel de estudios que tenga.
    La educación forma en valores, y el esfuerzo y logro individual es uno de ellos. No el facilismo.
    Si como educadora decidiste facilitarle el paso al nivel superior, deberías haber instrumentado algún proceso para que esa niña cubra los objetivos mínimos de la etapa anterior, y no sólo saludarla cuando la encuentres por el pasillo y le preguntes cómo anda.
    Vos quedaste bien con tu interior, pero me parece que a ella le hiciste un daño (y el sistema educativo, del cual también formo parte) también le estamos haciendo un daño.
    Saludos
    Gerardo

    ResponderEliminar
  84. Qué linda historia, la p...madre. Estoy en el bondi, al borde del llanto. Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  85. Muy ingeniosa la actividad y te puedo reconocer tu esfuerzo porque yo doy Cs. soc. en la localidad de Abasto ( La Plata) donde estudian hijos de una comunidad boliviana y se torna compleja la cuestión al momento de evaluar. Pense que a mi solo me pasaba y realmente no es asi. He utilizado barias estrategias que me han funcionado y por suerte los he sacado adelante. El trabajo es costoso pero hermoso. Te felicito y te mando un gran cariño desde La Plata.

    ResponderEliminar
  86. Perfecto y tu trabajo como docente o maestra terminó ahí? lo que escribió esa niña es una denuncia sobre las condiciones de trabajo y vida y la "viveza" de algunos como la tal Graciela que se aprovecha de los necesitados. Hiciste alguna denuncia o trataste de ir mas allá comprobando esa realidad social? o solo valoraste la "oportunidad" que le diste.

    ResponderEliminar
  87. Es importante destacar tu forma de hacer docencia. Es lindo recibir congratulaciones bien merecidas, y sin ánimo de desmerecer u opacar tantas felicitaciones (muy por el contrario), quisiera agregar que se destaca más aún tu trabajo no sólo por tu buen tino y saber sacar lo mejor de tu alumna, sino también por tu sencillez en el trato hacia ella, cosa que no es regular lamentablemente.
    Otro párrafo sobresaliente para su inocencia al relatar entre tanta belleza y como quien no quiere la cosa la forma en la que se somete a semi esclavitud a su gente, sin rastro de malicia ni de intencionalidad, desde un corazón puro y acostumbrado (dolorosamente) a esta clase de abusos y atropellos de sus más elementales derechos.
    Tengo un dejo de amargura que trasciende la belleza de su relato.
    Exelentes personas ambas, exelente historia, exelente alumna y exelente maestra.
    GRACIAS!

    ResponderEliminar
  88. Hola Lucía! Còmo podemos contactarte? Un abrazo Juan Carr (voluntario de la Red Solidaria) whatsapp +54 911 4411 77781

    ResponderEliminar
  89. Lucia, un gesto Hermoso el tuyo. Me emocionaste!

    ResponderEliminar
  90. Brillante. Me emocioné leyéndolo. Ojalá sigas dándole oportunidades a G. C., creo que es justamente lo que le faltó.

    ResponderEliminar
  91. Espero no lo tomes a mal pero deberías renunciar a la docencia y dedicarte a la asistencia social. Se nota que sos muy buena conteniendo a los niños. El problema es que pasando de grado la chica esta va a retrasar al resto de los alumnos y ella misma no va a entender nada. Como dije antes, no es bueno nivelar hacia abajo y tampoco es malo repetir de grado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  92. Te felicito, excelente manera de sacar lo mejor de los niños, el camino fácil hubiera sido desaprobarla y listo. Ojala que en la Argentina existan mas profesionales como vos, con "sentido común" !!!! Saludos

    ResponderEliminar
  93. Cuando lei el titulo de la nota me dije a mi misma: Uhhh, otra adolescente que no sabe nada y la profesora la tiene que aprobar por miedo a las represalias de los padres que la van a amenazar porque la nena no aprobo, le romperán el auto o la golpearán hasta que la tengan que llevar al hospital. pero cuando empecé a leer se me llenaron los ojos de lagrimas un poco por tu gran decision de cambiar el contenido de esa evaluacion y otro poco porque la realidad que le toca vivir a esa nena es muy triste y deseo con todo mi corazon que ella pueda seguir estudiando y que tenga profesoras como vos que alientan su sabiduria. Gracias Lucia. Tu manera de proceder es magnifica.

    ResponderEliminar
  94. La alumna que no sabía, al final sabía un montón ! . Lucía conecta con sus alumnos a partir de los intereses de los chicos, de indagar sobre sus motivaciones y pasiones, dando lugar a que esos intereses se muestren en forma de saberes. No hace un examen a la capacidad de memorizar datos, que es EL esquema de evaluación del secundario; ella propone una idea diferente de cómo conectar con los adolescentes demostrando que sí les interesa un montón de temas . Depende de nosotros los adultos indagar cómo conectamos con ellos para desplegar su potencial. Lucía nos demostró un camino (exitoso, por cierto)

    En nuestro país alrededor de 500.000 adolescentes dejan (los dejan sin) el secundario, cada año. Son chicos y chicas que también saben un montón de cosas, que tienen un montón de intereses, pero que son evaluados por su capacidad para memorizar datos. Acumulan previas hasta que ya no pueden seguir avanzando y finalmente dejan. El drama del abandono escolar dejó de ser únicamente un desafío de la educación pública. Es un problema de nuestra sociedad que tiene la responsabilidad de desplegar el potencial de sus jóvenes en la etapa más importante de sus vidas: la escuela secundaria.

    Felicitaciones Lucía!!

    Cristián Parodi
    "Hagamos algo por la Educación"

    ResponderEliminar
  95. Gracias !!! la nota me la hizo llegar mi hija. Soy profe jubilada de Geografía, muy emocionada porque esa mi actitud siempre !! Nunca desaprobé un alumno, indagando lo que podía dar. Contando obviamente con la desaprobación de mis colegas porque yo se las hacía muy fácil...
    Es una bendicón esta saber de tu experiencia Lucía 1 Felicitaciones

    ResponderEliminar
  96. Lucia, que gran visión de lo que es educar y acompañar a los chicos en este camino de crecer. Tu gesto ojalá se replique y sea ejemplo para muchos docentes que limitan su tarea a lo mínimo. Felicitaciones por tu dedicación y vocación. Saludos. Paola desde Mar de Cobo

    ResponderEliminar
  97. Lucia, que gran visión de lo que es educar y acompañar a los chicos en este camino de crecer. Tu gesto ojalá se replique y sea ejemplo para muchos docentes que limitan su tarea a lo mínimo. Felicitaciones por tu dedicación y vocación. Saludos. Paola desde Mar de Cobo

    ResponderEliminar
  98. Gracias Lucía, por existir!
    Se los haré leer a mis hijos que están años luz de esa situación social, problema llamado: INJUSTICIA SOCIAL

    ResponderEliminar
  99. Gracias Lucía, por existir!
    Se los haré leer a mis hijos que están años luz de esa situación social, problema llamado: INJUSTICIA SOCIAL

    ResponderEliminar
  100. muchas gracias por compartir. me emociona mucho tu vocación como profesora. siempre crei que uno desde el papel de profesor puede ayudar a cambiar ciertas realidades o tal vez dar oportunidades. es una materia pendiente que tengo para mi futuro. gracias por empujarme a querer hacerlo aun mas. saludos desde rafaela. julieta

    ResponderEliminar
  101. Antes que la escuela estan los niños, seres sensibles que debemos tratar con amor, eso le va garantizar en el futuro ser fuerte y afrontar las dificultades de esta vida, también le va a dar Fé y ganas de construír un mundo mejor, felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  102. Dejar expresar a los alumnos siempre abre otros mundos, tanto al docente como al alumno. Gran gesto Lucía, le abriste el mundo a tu alumna y merecés todo el respeto por eso. Gracias!

    ResponderEliminar
  103. Gracias Lucia por compartirlo; me emociono lo que describio tu alumna y te felicito por la forma en que encaraste la evaluacion; siempre hay una historia detras de cada ser humano y vos supiste llegar al alma de esta chica. Estoy seguro que en el resto del pais debe haber adolescentes en su misma situacion, Dios quiera que haya mas personas como vos que le brinden la posibilidad de expresarse y poder, dentro de su dura realidad del dia al dia, sentirse con esperanza frente a la vida.

    ResponderEliminar
  104. Emocionante relato. Gracias a ambas, a la niña por su predisposición a hacernos partícipe de su mundo, y permitir que se divulgue, y a la docente por su calidad humana y docente. Jose Luis

    ResponderEliminar
  105. Hola Lucía:
    también soy docente (en la facultad) y te felicito. Le enseñaste mucho más que a pasar un examen. Tu alumna se va a acordar cuando sea más grande de que tiene historias para contar y de que a alguien le importa lo que tiene que decir, tanto que aprobó un examen! Muchas veces enseñamos mucho más que la materia, y valorar quien es tu alumna, su historia, su país, es mucho más que enseñarle o evaluar "conocimiento". Y si la volves a ver contale que una profesora de la facultad aprendió mucho de su examen, aprendió sobre Bolivia, y sobre Argentina, mucho más que los datos fríos que enseñan los libros.
    Muchas gracias por compartirlo y me encantaría que seas docente de mis hijos!

    ResponderEliminar
  106. Leí la nota en el diario, con ese título me imagine cualquier cosa. Nunca pensé que iba a ser una historia lleva de sensibilidad. Le diste la oportunidad de contar, de expresarse, de pensar, de ser protagonista, que no es poco para una nena de estas características. Me emocione hasta las lágrimas. Beso.

    ResponderEliminar
  107. Gracias es un palabra que queda muy pequeña para semejante acción que has realizado. A vos y a todas y todos los verdaderos educadores de la vida, mi mayor respeto y admiración, siempre. Gracias por enseñar y transmitir con devoción, amor y respeto. Estamos inmersos en un mundo demasiado egoísta, pero al leer un poquito de otras realidades, porque también viví muchas viajando y enseñando en la escuela pública secundaria, hace que mi día lo sienta y viva un poco menos alejado y más cercano a los que también luchan desde su lugar por ser mejores personas.
    Gracias! Compartí tu escrito en mi FB.

    ResponderEliminar
  108. Qué afortunada que fue esta nena de encontrarse con una persona como vos Lucía. Yo te agradezco muchísimo, me hiciste emocionar a mares.

    ResponderEliminar
  109. La verdad me hiciste arrancar la mañana con un nudo en la garganta.
    De todos modos, Gracias. Me llena de felicidad saber que gente como vos, con esos valores enseñe en este país.
    Grosa!!!

    ResponderEliminar
  110. Lucía, docentes como vos son lo que mantiene viva mi esperanza en esta sociedad tan castigada. Ante eso, lo unico que cabe es darte un enorme agradecimiento.

    ResponderEliminar
  111. Un gran saludo a Lucía que hace honor al término docente . Sin entrar en polémica me da miedo aquellos que utilizan la evaluación como un instrumento de castigo y no como una instancia superadora. Esa instancia aquí se cumplió sobradamente se ayudó a una persona a recuperar su voz, a poner en circulación sus conocimientos y eso es una experiencia pedagógica increíble Tengo para mi que los compañeros que critican el método sólo se han quedado con el título con el que está historia tiene en los medios. Una docente que aprobó a una alumna que no sabía nada. Harían bien en volver a leer y reflexionar sobre esto, quédense tranquilos nadie regaló nada pueden dormir tranquilos (se sabe que está gente no quieRe regalar nada...)

    ResponderEliminar
  112. Hermosa Lucía y hermosa profe!!! Gracias x compartirlo!

    ResponderEliminar
  113. Un gran abrazo para una DOCENTE con myùscula.

    ResponderEliminar
  114. "Encontré Uno" (docente) que aplica Libertad

    ResponderEliminar
  115. Te felicito, fue la mejor decisión para este piba con la que te toco cruzarte. La educación no es un marco en el que todos tienen que acomodarse, cada chico/a es un mundo de posibilidades y de limitaciones, ella dio lo mejor de si.
    Tomo el caso para la reflexión en el profesorado.

    ResponderEliminar
  116. Esto es ni más ni menos que LITERATURA. Ella, sin dudas, tiene un alto grado de percepción y vos de vocación. Felicitaciones a ambas. Se las abraza a distancia.

    ResponderEliminar
  117. La historia y los personajes me han hecho lagrimear ... Muy lindos todos, la maestra y la niña.
    Profesor Sorbonne Paris Cité

    ResponderEliminar
  118. Gran historia. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  119. Gracias Lucía por abrir una puerta a mi gente. Dar a conocer sus capacidades reales, la inteligencia oculta que tienen dentro, que por falta de gente como vos, profesoras de vocación, nunca se dan a conocer. Les enseñan desde chicos a callarse y a obedecer a no expresar sus deseos, sentimientos, necesidades; y es así como nos ven, gente morena buena para el trabajo duro que los demás no pueden hacer.

    ResponderEliminar
  120. Gracias Lucía por abrir una puerta a mi gente. Dar a conocer sus capacidades reales, la inteligencia oculta que tienen dentro, que por falta de gente como vos, profesoras de vocación, nunca se dan a conocer. Les enseñan desde chicos a callarse y a obedecer a no expresar sus deseos, sentimientos, necesidades; y es así como nos ven, gente morena buena para el trabajo duro que los demás no pueden hacer.

    ResponderEliminar
  121. Porque dejaste que te enseñara ella a vos, felicitaciones!

    ResponderEliminar
  122. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  123. No es sólo una buena historia. Es un claro ejemplo que nos pregunta, sin vueltas, quién decide qué es el conocimiento. Lo tomaré. Gracias.

    ResponderEliminar
  124. Cada ser humano tiene un montón de cosas adentro. Uno debería darse cuenta por el hecho de ser un ser humano. Sin embargo, estamos en un tiempo donde comunicarse es difícil. Esta niña, como no podía ser de otro modo, tenía y tiene un montón de cosas adentro. Como todos. Bellísimo el modo en el que lograste que ella se expresara, sacara lo que tiene adentro. Y además reconocer que de eso se aprende. Normalmente pensamos que no tenemos mucho que aprender y menos de una niña que dice que no sabe nada. Impresionante tu relato. Gracias, me cambió la actitud de cómo vivir este día.

    ResponderEliminar
  125. Un docente mediocre busca qué es lo que el alumno no sabe, un docente brillante busca qué es lo que el alumno sí sabe. Necesitamos más docentes como vos. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  126. Hacen falta muchas mas profesores y maestras como vos! Sos un orgullo para la comunidad. Mil Gracias por compartir esta historia.

    ResponderEliminar
  127. Que lindo!...eso es escuela...valorar lo que el otro sabe....esto nos da esperanzas a los que trabajamos a diario en mejorar la educación...es posible!!!

    ResponderEliminar
  128. Qué gran emoción, ver la inmensa dimensión de un acto, de esos que tal vez haya muchos pero permanezcan invisibles. Hace poco leí. EL MAESTRO IGNORANTE de J.RANCIER y era una pregunta constante en mi quehacer docente diario. CÖMO llevar adelante la propuesta de EMANCIPAR LA INTELIGENCIA en lo cotidiano. Hoy entre lagrimones encontré una pura materialización de esa perspectiva pedagógica. La potencia tu acto coherente, una intervención que abre múltiples vías de trabajo a partir de tu propuesta de la profunda respuesta y mirada de la alumna llena de amor y verdad. Un gran abrazo Ludmila

    ResponderEliminar
  129. Hola, Te leí en la nación y busqué tu nombre para poder hacerte llegar mi mensaje: Gracias Lucia! por poner a vista de todos una forma de mirar diferente, no solamente sobre la educación, sino sobre una niña de 14 años, sobre una alumna, sobre realidades a veces tan lejanas a lo que vemos! Gracias Lucia, te felicito y te abrazo desde Mendoza como docente, mujer y persona. Maria Eugenia Martinez Peck

    ResponderEliminar
  130. Hola Lucía, escribo este comentario secando las lágrimas de emoción. Me parece increíble lo que hiciste, darle un momento a esa niña para que se exprese. Escucharla antes que evaluarla, dejarla contar su historia. Ojala se tome este ejemplo para que muchos más docentes comprendan la importancia de formar y educar con la cabeza, el corazón y el alma.

    ResponderEliminar
  131. Hermosa docente. Darle un espacio de expresión, libertad y apertura. Integrar las realidades. Nada tan visto hoy en día en nuestra sociedad. Un bálsamo en este mar de gente andando sin pasión, ejerciendo docencia sin vocación. Esperanza!

    ResponderEliminar
  132. Hermoso. Siempre hay algo que necesita ser contado, si. Me acordé de una compañera de mi hija que es peruana. Van a tercero.

    ResponderEliminar
  133. Gracias Lucia. Por favor, agradecele a G.C. por lo que me enseñó de frutillas y de Boliva.

    ResponderEliminar
  134. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  135. Gracias y te felicito! dale un beso grande de mi parte por todo lo que aprendí, no solo de frutillas y Bolivia, también las dos nos dieron una lección de vida y mandá al frente a esa Graciela que abusa de la caridad. Beso gracias

    ResponderEliminar
  136. Bella e inspiradora experiencia! Te engrandece en la simpleza. Gracias por compartirla. Luis Regueira. Mar del Plata.

    ResponderEliminar
  137. que hermosa experiencia!!!! ahora estoy jubilada y lo q mas extraño de la escuela no es enseñar sino lo que aprendí a lo largo de los años de mis chicos!!! gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  138. Al leer todos los comentarios solo puedo concluir los siguiente: que mal que está este país. Lo han destruido. No tiene retorno. Una gran pena.

    ResponderEliminar
  139. ¿Qué lindo verificar que todavía existen docentes que no hayan sido engullidos por el sistema! Gracias por la lección recibida

    ResponderEliminar
  140. Gracias por compartir la historia y gracias por darle a esa niña la oportunidad de sentirse valiosa. Un gran ejemplo. Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  141. Estas pequeñas cosas que solo los buenos maestros hacen crean super poderes en las mentes de los niños. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  142. Gracias por compartirlo Lucia! me lleno de energia!

    ResponderEliminar
  143. Gracias Lucía por la actitud !!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  144. Hermoso lucia, por el gesto que hiciste. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  145. Una gran muestra de cómo necesitamos educar y aprender colectivamente. También una fuerte denuncia de condiciones laborales poco dignas y de una precarización que hace falta cambiar. Un abrazo Lucía.

    ResponderEliminar
  146. Felicitaciones Lucía!!! En mis cursos para docentes suelo empezar con un cuentito que describe perfectamente el tipo de actitud que necesitamos de nuestros docentes y que vos supiste interpretar de una manera ejemplar.
    Lo podés leer en http://cuentosqueyocuento.blogspot.com.ar/2007/06/el-corcho.html
    Un saludo y nuevamente, felicitaciones!!
    Uriel Cukierman
    @uricuki

    ResponderEliminar
  147. Bien Lucia, gracias por compartir esto. Sin duda los chicos tienen mucho que enseñar a los adultos.
    Y te felicito, porque esa chiquita nunca se va a olvidar de vos, y siempre querrá seguir yendo para adelante!
    Saludos, Ezequiel

    ResponderEliminar
  148. Que hermoso ejemplo del poder de una maestra para abrir caminos al conocimiento y a la búsqueda de la identidad, te felicito!

    ResponderEliminar
  149. Sos una grossa Lucía!!! Así deberíamos ser los docentes todos! Personas que afectan profundamente la percepción de la vida de los niños. Esa impronta debería ser positiva en todos los casos! TODOS sabemos cosas! Esa niña no te olvidará y lo que es más importante aún, sabrá que sabe!

    ResponderEliminar
  150. Gracias a Dios por los Docentes "Educadores"... Esos que saben escuchar, comprender y actuar en función de las distintas situaciones que tenemos en las aulas...
    Esta es una de la tantas valiosas historias de la Educación Pública Argentina, donde las limitaciones y la diversidad nos dan la posibilidad de intervenir en la vida de algunos chicos y ayudarlos a que se descubran como sujetos capaces de crecer y avanzar...
    Creo que es muy importante saber escuchar, entender, comprender, dar oportunidades... Un chico que sabe que no sólo es en N° xx de la lista, que sabe que creemos en su potencial y lo ayudamos a descubrirse, puede llegar a ver más allá de las limitaciones socio-económicas... puede valorar y aprovechar las posibilidades del Sistema Educativo y progresar... sólo se trata de "abrir un poquito" el corazón para que ellos puedan abrir su mente...
    Mi respeto y Felicitaciones para Lucía!!!!

    ResponderEliminar
  151. Leer el diario , ver solo malas noticias y encontrar tu articulo definitivamente me alegro el día y me dí cuenta que no está todo tan podrido... saber que no somos autómatas que vamos mirando solo nuestro alrededor, mirar un poco mas allá.. GRACIAS!

    ResponderEliminar